Blog MSLegal

El número de celular como dato público

La ley 1581 de 2012, de protección de información personal, define el dato personal como cualquier información vinculada o que pueda asociarse a una o varias personas naturales determinadas o determinables, y lo clasifica como público, semiprivado y privado o sensible.

El dato público es el que por mandato legal o constitucional es considerado como tal, y el que no es dato semiprivado o privado; el dato semiprivado es el que puede ser de interés de terceros quienes, para el tratamiento de este dato, deben garantizar el derecho al hábeas data y el derecho a la intimidad del titular aplicando los principios estipulados en la Ley de Protección de Datos (legalidad, finalidad, libertad, veracidad, calidad, transparencia, acceso y circulación restringida, seguridad y confidencialidad); y el dato privado es el que solo es relevante para el titular.

Es importante puntualizar que, a un número telefónico fijo o celular se puede tener acceso en herramientas públicas, como por ejemplo un directorio telefónico, sin embargo “por el solo hecho de estar disponible para el público en general no convierte en dichos datos personales en naturaleza pública” según concepto de la Superintendencia de Industria y Comercio.

Para el caso que nos ocupa, al titular se le informó que su número de celular había sido entregado por Mapfre, sin embargo, el contacto no se realizó en virtud de un encargo de Mapfre, como responsable del tratamiento, sino para las finalidades propias de la empresa que realiza tal contacto, lo cual entrevé que la fuente de origen del dato es privada (Base de datos de Mapfre), permitiendo en este caso a Mapfre iniciar un proceso de queja ante la empresa que se encuentra utilizando la información propia de Mapfre para finalidades diferentes a las de encargado de la información, y posteriormente iniciar un proceso ante la SIC.

Ahora bien, en el caso que la información de contacto celular utilizada no hubiera tenido origen en Mapfre sino en alguna fuente pública, el contacto como tal puede ser realizado sin ninguna finalidad diferente a la personal, y en caso que se quiera realizar promociones o gestiones comerciales se debe adquirir autorización del titular de la información para tales finalidades, proceso en cabeza de la empresa contactante, al considerarse el número de celular como un dato privado.

Lo anterior se fundamenta principalmente en la Resolución 27650 de 2015 de la Superintendencia de Industria y Comercio, en la que determina que “Ahora bien, al tratarse de información de contacto personal y no de datos comerciales, de su profesión u oficio, o referentes a su ubicación y contacto como funcionarios públicos, estos datos son privados pues se refieren al teléfono de contacto del titular (...) es necesario precisar que a pesar de que se divulgue el número telefónico personal de un titular no cambia la naturaleza del dato, esto es, no pierde su carácter de dato personal de naturaleza privada, por lo que su tratamiento estará limitado a la autorización que el titular otorgue para la finalidad que le haya sido informada y frente a la cual haya manifestado su consentimiento.”

PEDRO NOVOA SERRANO
Socio legal y protección de datos personales MS LEGAL